BELÉN LLOMBART

  • Terapeuta capacitada de SHIATSU NAMIKOSHI, formada personalmente por JOSÉ LUIS GARCÍA DOMINGUEZ, profesor diplomado por la Escuela Japonesa de Shiatsu.
  • Facilitadora de masaje TUINA, SHIRO CHAMPI y SHANTALA.
  • Maestra de REIKI USUI KARUNA.
  • Terapeuta capacitada de LNT ® por el maestro, creador PHILIPPE SCHWIDERSKI.
  • Certificada como COACH DE VIDA por Global Impact by Kain Ramsay.
  • Actualmente estudiando la especialización de “INTERVENCIÓN FAMILIAR”

 

Desde muy joven he estado, de diferentes maneras, conectada con el mundo espiritual, el crecimiento personal y la sanación energética. Comenzó como una búsqueda hacia un cambio, para dejar de vivir desde los patrones aprendidos y heredados, abandonar el miedo al futuro, la culpa del pasado, apegos, expectativas, pensamientos y comportamientos, inconscientes muchas veces, que nos dañan física y emocionalmente. Todos pasamos por momentos difíciles en la vida, pero el sufrimiento es opcional, yo elegí dejar de sufrir, o por lo menos hacerlo lo menos posible y cada vez con menos intensidad.

Estaba convencida de que había otra forma de vivir, de sentir y pensar, que podía adquirir nuevos patrones, y así es. Cuando realmente lo necesitas y estas preparada te llegan tus maestros y todo lo que tienes que aprender y experimentar va apareciendo en tu vida como por arte de magia. Con la integración de cada una de las terapias estudiadas y practicadas mi vida personal, emocional y espiritual, ha cambiado de manera positiva. Tras quince años practicando diferentes terapias llegó a mi, una vez más por “causualidad”, La Nueva Terapia, para mi fue un paso gigante en cuanto a crecimiento como terapeuta, me adentré de lleno, me dejé llevar por La Fuente y su gran energía y, a día de hoy, sigue sorprendiéndome con sus resultados.  No dejo de aprender y crecer cada día, para mi propia sanación y la sanación de los que me rodean.

Para mi no hay nada más gratificante que compartir mis conocimientos con otras personas, acompañarles en su camino y ver como vuelven a sonreír, a vivir con plenitud y a integrar toda la teoría en su vida diaria. 

Déjame que te acompañe, si tu sanas, yo sano.